dijous, 13 de maig de 2010

La meitat de l'ànima. Carme Riera



Un desconegut lliura un cartipàs ple de cartes a una escriptora que signa llibres el dia de Sant Jordi. La seva lectura la trasbalsa i li obre una sèrie d’interrogants que faran trontollar la memòria del seu passat familiar i de la identitat dels seus pares. Aleshores comença un procés de recerca apassionant i apassionada que la porta al vell escenari dels republicans a França. Mirarà d’esbrinar el qui és qui de l’espionatge i els agents dobles a favor del franquisme, investigarà la mort en estranyes circumstàncies d’alguns exiliats i estudiarà el paper d’alguns intel·lectuals francesos. La recerca de l’amant francès de la seva mare i el veritable paper que ella mateixa va tenir en la resistència i en la història oculta de l’exili són els secretts i misteris als quals s’enfronta l’escriptora en procurar de lligar tots els caps. La meitat de l’ànima amaga secrets que sorprendran el lector, deixa oberta la recerca del misteriós personatge del cartipàs i esdevé, sobretot, una obra corprenedora que tempta els límits de la novel·la.

7 comentaris:

Miguel P. ha dit...

Este libro no me enganchó, ni me enganchará, suerte que me lo quité de encima.

No conocia a la autora y lo que he escuchado es que su primera novela no estaba mal. Pues bien, "La meitad de l'anima" no me interesó, no me empatizó aun siendo en teoría biográfica de Carme Riera. Me parece un sinfín de recuerdos y divagaciones que si bien yo lo haría con un ritmo estropeado, tambien ella cuenta unas obviedades clarisimas desalentadoras.

Prefiero leerme "Cinco horas con Mario". Palabra.

Al segundo tercio se descubre (es un decir) que sospecha Carme Riera que el amante de su fallecida madre fuese Albert Camus. Allí me dieron ganas de llamar a los bomberos de Fahrenheit y quemasen el libro delante mía en el parque de al lado de la biblioteca, donde leía ya de forma automática lo que me quedaba de libro.

Fijate que de niño leí algo de Anna Frank y hace pocos años lo releí y llegando hasta el final y me tocó bastante, lastima de una brillante chica, muerta como muchas víctimas del nazismo. Su escritura no me parece ni de lejos atropellada como Riera.


Si viene Carme Riera a la biblioteca, siempre se puede ir a verla y estaría curioso que diantres es eso de Camus. Habría preferido que no rompiese la tarjeta, nos habría ahorrado 230 páginas de sopor.

Xisca ha dit...

Mis queridos niñ@s, si bien las primeras cien páginas del libro me entretuvieron, debo confesar que en con las cien segundas casi muero de aburrimiento.

Más de lo mismo. De lo mismo más para no llegar a ningún sitio. ¿¿Recordais esos exámenes de historia para los que no habíamos estudiado y repetíamos lo mismo de veinte maneras distintas para rellenar papel?? Pues eso.

Demasiado aburrido me ha parecido como para ser ficción. Qué importa una nota absurda, una suposición, si quien ha puesto el plato de comida en la mesa, quien nos ha criado, con quien hemos compartido risas y llantos, quien ha velado nuestras enfermedades, es quien ha estado a nuestro lado, sea o no nuestro padre. Búsqueda absurda. Y la manera de narrarlo...uff!!

No me cabe la menor duda que cualquiera de nuestras vidas, nuestras intrigas, nuestros deseos, nuestras alegrías y desengaños, nuestros amores y desamores podrían protagonizar un libro mucho más interesante y divertido que el leído. Nosotros mismos, todos juntos.

Tal vez empezaría...

"...Las 18:10 en el reloj. Un ruido suena y la puerta se abre con su chirrido habitual. Quince cabezas giran. La curiosidad las envuelve. Alguien entra. El nuevo miembro del club de lectura ha hecho su aparición precedido por ese ruido singular de esa puerta que, pese a llevar años rota y sonar de lo más desagradable, es nuestra puerta.
Quince cabezas giran, quince mentes empiezan a imaginar una vida..."

Sandra Beatriz ha dit...
L'autor ha eliminat aquest comentari.
Sandra ha dit...

Bueno, no es una obra maestra... Seguramente será uno de los libros que me olvidaré prontamente.
Dentro de los pros, creo que lo mejor es su vocabulario y el estilo de escritura, se nota que es una mujer de letras.
También he aprendido un poco sobre el pasado de este país, aunque me parece que ha sido un poco parcial pintando de buenos y malos a los dos bandos. Realmente, los seres humanos somos un compendio de claroscuros difíciles de diferenciar.
La historia, como bien ha dicho Xisca, es una más dentro de las tantas vidas de la humanidad. No creo que merezca un libro tan repetitivo.

Ricardo ha dit...

Hola a todos, No me he leído este libro, así que no lo voy a comentar. Solo escribía para dejar constancia de mi intención de leer el próximo y participar en el club desde la distancia.

Besos y saludos

Club lectura Ca'n Salas ha dit...

Que gracioso Ricardo, a ver si el próximo lo puedes leer, será de Goethe “los sufrimientos del joven Werther”,
¿Qué tal por los Madriles?
Nos reímos mucho en el balneari 6, otra vez será.
Besos y me agrada que participes

Anònim ha dit...

Doncs a mi si que em va enganxar. M'el vaig llegir en un tres i no res!